Venas rojas en los ojos

Venas rojas en los ojos

No es raro que las personas tengan venas rojas en los ojos de vez en cuando como resultado de la fatiga o la falta de sueño. Sin embargo, las venas rojas en los ojos también pueden estar relacionadas con afecciones oculares graves o incluso con enfermedades.

Si tienes venas rojas en los ojos, deberías tratar de averiguar el por qué de estas antes de apresurarte para deshacerte de ellas. El ojo rojo es realmente una forma de describir los ojos irritados. Por lo general, las partes blancas de los ojos aparecen como si tuvieran venas rojas. Los ojos con venas rojas ocurren debido a cambios en los vasos sanguíneos que irrigan la membrana (conjuntiva) que cubre el frente de los ojos.

Causas de venas rojas en los ojos

Los ojos rojos no siempre son fáciles de tratar. La siguiente lista contiene algunas de las causas de venas rojas en los ojos:
• Ojos secos. Esto puede provocar irritación del ojo. El ojo seco crónico o el síndrome de Sjogren , que es una enfermedad autoinmune, puede provocar ojos secos y graves.

• Partículas de sol y polvo. La exposición a cualquiera de ellas puede causar enrojecimiento de los ojos, especialmente cuando la persona comienza a frotarse los ojos.

• Objetos extraños. Cuando un objeto extraño entra en el ojo, tiene el potencial de cortar el ojo, creando enrojecimiento.

• Reacciones alérgicas. Sustancias como la caspa, el polen, el moho y el polvo provocan reacciones alérgicas en algunas personas.

• Trauma. Esto puede deberse a demasiado esfuerzo o incluso a toser.

• Hemorragia subconjuntival. Es cuando estallan pequeños vasos sanguíneos. Desafortunadamente, puede parecer bastante severo para algunas personas.

• Blefaritis. Esto ocurre cuando los folículos de las pestañas en los párpados se inflaman. Puede causar infección. Las personas que padecen blefaritis también tienden a experimentar picazón, ardor, descamación y formación de costras dentro y alrededor del área de los ojos.

• Conjuntivitis. Es una infección ocular de la membrana que recubre el párpado y la parte que recubre la superficie del ojo. La conjuntivitis es altamente contagiosa.

• Úlceras corneales. Esto es causado por una infección viral o bacteriana. Las úlceras corneales virales son comunes en las personas que tienen herpes labial. Las úlceras corneales bacterianas generalmente se observan en personas que usan lentes de contacto. Las personas con estas úlceras a menudo sienten que tienen algo en el ojo.

• Uveítis. Esto ocurre cuando la úvea, el iris, la coroides y el cuerpo ciliar se inflaman. Puede llevar a visión reducida o ceguera.

• Glaucoma. Un aumento repentino de la presión en los ojos que puede provocar dolor intenso y pérdida de la visión. Es una condición que puede ser hereditaria.

• Arañazos. Debido al uso extensivo de lentes de contacto.

• Sangrado. Como resultado de demasiados medicamentos anticoagulantes, como heparina o warfarina.

• Enfermedad de Graves. Enfermedad autoinmune que afecta la tiroides y puede producir venas rojas en los ojos.

• Iritis. Inflamación del iris, que es la parte coloreada del ojo. Las personas con esta afección tienden a ser sensibles a la luz y pueden experimentar dolores de cabeza.

Otras causas de venas rojas en los ojos

Hay otras causas de venas rojas en los ojos. Por ejemplo, fumar puede provocar ojos rojos. Los estudios han demostrado que el humo de tabaco aumenta el riesgo de degeneración macular relacionada con la edad , cataratas y uveítis. Además, el humo puede ser un irritante real para los ojos, causando sequedad, picazón y enrojecimiento. La marihuana es conocida por causar enrojecimiento de ojos, haciendo que los vasos sanguíneos se dilaten.
Los ojos rojos también pueden ocurrir debido al consumo excesivo de alcohol. Esto se debe a que el alcohol reduce el oxígeno de los glóbulos rojos, lo que hace que los vasos sanguíneos se agrupen, dándoles un aspecto rojo e inyectado en sangre.

Cómo tratar venas rojas en los ojos

El tratamiento para las venas rojas en los ojos depende de la causa. Existen algunos tratamientos caseros sencillos que puede administrar, pero nuevamente, es importante asegurarse de saber cuál es la causa antes de comenzar a cuidar sus ojos. No desea aplicar un remedio que empeore el enrojecimiento o la incomodidad.

En situaciones en las que una persona experimenta venas rojas en los ojos debido a fatiga, sobreexposición al sol, falta de sueño, alergias o un resfriado común, estos remedios deberían ayudar:

• Compresa caliente. El calor puede aumentar el flujo de sangre al área de los ojos y aumenta la producción de aceite, lo que es bueno para los ojos, especialmente si pican y se secan. Mojar una toalla en agua tibia, escurrirla y colocarla en el ojo durante al menos 10 minutos puede ser efectiva.

• Compresa fría: Esto puede reducir la inflamación y el picor. Se puede aplicar de la misma manera que una compresa caliente.

• Gotas para los ojos. Necesitamos gotas para lubricar los ojos y mantenerlos limpios. La sequedad a veces requiere de gotas para los ojos de venta libre. Algunas veces es mejor que un médico le recomiende gotas en específico.

• Ojos de cuchara. La reducción de la temperatura ayuda a estrechar los vasos sanguíneos y puede reducir el enrojecimiento y la irritación. Puede colocar cuatro cucharas de metal en agua con hielo y una vez que se hayan enfriado, coloque dos de ellas, con el lado cóncavo hacia su piel contra las cuencas de sus ojos. Recuéstate y relájate hasta que el primer juego de cucharas se caliente y luego reemplázalo con el segundo juego. Continúa alternando las cucharas durante aproximadamente 20 minutos.

• Enjuague de ojos. Puede aliviar los ojos secos y rojos, especialmente los relacionados con la fatiga. Si usa un remedio casero, asegúrese de que cualquier recipiente y utensilio que se use esté bien desinfectado.

• Bolsitas de té. Se sabe que los siguientes tés tienen un efecto refrescante en los ojos: té verde, pétalo de rosa, manzanilla, entre otros.

Los ojos son muy importantes, pero muchos de nosotros los damos por sentado hasta que surge un problema. Cuidar de nuestros ojos no es difícil y es algo que todos deberíamos hacer como parte de nuestra rutina habitual. Por ejemplo, debemos recordar eliminar el maquillaje, ya que puede obstruir los conductos lagrimales. También deberíamos retirar nuestras lentes de contacto, ya que pueden depositar microbios en la superficie de los ojos y causar infecciones cuando se dejan demasiado tiempo. También es importante para nosotros dormir lo suficiente. Los ojos son un órgano, al igual que nuestro corazón, pulmones y riñones, por lo que debemos cuidarlos.

Si experimentas venas rojas en los ojos regularmente es importante acudir con un oftalmólogo para que éste, una vez que tenga un diagnóstico, puede determinar el tratamiento adecuado.

Whatsapp